El aceite de coco, durante mucho tiempo fue tachado de malo por su contenido en grasas saturadas. Pero, en los últimos años el aceite de coco ha disfrutado de un nuevo estatus, casi de superalimento.

El aceite de coco es un aceite tropical derivado de la masa de los cocos. En las tiendas, verás tanto aceite de coco virgen como refinado. Podrás saber cuál es el que estas comprando de acuerdo a las especificaciones que indique la etiqueta frontal. El aceite de coco virgen es menos procesado que el refinado, y conserva su dulce sabor tropical a coco. El aceite de coco refinado pasa por más procesamiento, lo que lleva a un olor y sabor más neutros. Debido a que no tiene ese revelador sabor tropical, puedes usar el tipo refinado como aceite de cocina principal para una variedad de recetas.

Nutrientes y propiedades del coco

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, estos son los datos de nutrición para una porción de 1 cucharada de aceite de coco.

En comparación con el aceite de oliva, ¿es el aceite de coco una grasa saludable?

La diferencia radica en los tipos de grasa que contiene cada uno. Como puede ver, el aceite de coco está hecho principalmente de grasa saturada (es 83 por ciento de grasa saturada) y por lo tanto está enlistado por las directrices MyPlate del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos como una grasa menos saludable en comparación con uno como el aceite de oliva, que tiene sólo 1,9 g de grasa saturada (14 por ciento; el resto son grasas insaturadas saludables). La Asociación Americana del Corazón recomienda que una persona promedio que consume 2.000 calorías por día limite su ingesta de grasas saturadas a 13 g. Como puede ver, comer una cucharada de aceite de coco casi le llevaría a ese límite, por lo que, particularmente cuando se compara con el aceite de oliva, el aceite de coco no es una grasa saludable.

Debido a su contenido en grasas saturadas, el aceite de coco se ganó la reputación de ser un aceite insalubre que obstruye las arterias, y muchos expertos todavía recomiendan evitarlo. Pero en los últimos años, a los ojos de algunas personas, ha experimentado un cambio total – y muchas personas comen aceite de coco para tratar de mejorar su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *