Ácido fólico (Vitamina B9)

El folato, también llamado vitamina B-9, es una vitamina del grupo B que se encuentra naturalmente en ciertos alimentos. El ácido fólico es la forma de folato que los fabricantes añaden a los suplementos vitamínicos y a los alimentos fortificados.

ácido fólico

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina sintética soluble en agua que se utiliza en suplementos y alimentos fortificados.

Es una versión artificial del folato, una vitamina del grupo B natural que se encuentra en muchos alimentos. El cuerpo no puede producir folato, por lo que debe ser obtenido a través de la ingesta dietética. 

Aunque las palabras folato y ácido fólico a menudo se usan indistintamente, estas vitaminas son distintas. El ácido fólico sintetizado difiere estructuralmente del folato y tiene efectos biológicos ligeramente diferentes en el cuerpo. Dicho esto, se considera que ambos contribuyen a una ingesta alimentaria adecuada.

El folato se encuentra en una serie de alimentos de origen vegetal y animal, como las espinacas, la col rizada, el brócoli, el aguacate, los cítricos, los huevos y el hígado de vaca.

Por otro lado, el ácido fólico se añade a alimentos como la harina, los cereales de desayuno listos para comer y el pan. El ácido fólico también se vende en forma concentrada en suplementos dietéticos.

¿Función del ácido fólico?

El cuerpo utiliza el ácido fólico para una amplia gama de funciones críticas, incluyendo (1, 2, 3, 4):

  • La síntesis, reparación y metilación, la adición de un grupo metilo de ADN.
  • División celular.
  • La conversión de la homocisteína en metionina, un aminoácido que se utiliza para la síntesis de proteínas o se convierte en S-adenosilmetionina (SAM), un compuesto que actúa como donante primario de metilo en el cuerpo y es necesario para numerosas reacciones celulares.
  • La maduración de los glóbulos rojos

Beneficios y usos del ácido fólico

Tanto el ácido fólico como el folato se utilizan comúnmente en forma de suplementos por diversas razones.

Aunque el ácido fólico y los suplementos de folato suelen utilizarse para tratar las mismas afecciones, tienen efectos diferentes en el cuerpo y, por lo tanto, pueden afectar a la salud de distintas maneras.

A continuación se indican los beneficios y usos más comunes del ácido fólico y los suplementos de folato.

Prevención de los defectos de nacimiento y las complicaciones del embarazo

Uno de los usos más comunes del ácido fólico y los suplementos de folato es la prevención de defectos de nacimiento, específicamente defectos del tubo neural, incluyendo la espina bífida y la anencefalia, cuando un bebé nace sin partes de su cerebro o cráneo.

El estado del folato materno es un predictor del riesgo de defectos del tubo neural, lo que ha dado lugar a políticas nacionales de salud pública relativas a la administración de suplementos de ácido fólico a mujeres que están o pueden quedar embarazadas.

Los suplementos de ácido fólico se recetan a las mujeres embarazadas para prevenir defectos de nacimiento del feto y también pueden ayudar a prevenir las complicaciones relacionadas con el embarazo, incluida la preeclampsia.

Tratamiento de la deficiencia de folato 

La deficiencia de folato puede ocurrir debido a una variedad de causas, incluyendo la ingesta dietética inadecuada, la cirugía, el embarazo, el alcoholismo y las enfermedades malabsortivas (5).

La deficiencia puede tener como resultado graves efectos secundarios, como la anemia megaloblástica, defectos de nacimiento, deterioro mental, alteración de la función inmunológica y depresión (6, 7).

Tanto el ácido fólico como los suplementos de folato se utilizan para tratar la deficiencia de folato.

Promoción de la salud cerebral

Las investigaciones han demostrado que los bajos niveles de folato en la sangre están asociados con una función cerebral deficiente y un mayor riesgo de demencia. Incluso los niveles de folato normales pero bajos están asociados con un mayor riesgo de deterioro mental en los adultos mayores (7, 8).

Los estudios han demostrado que los suplementos de ácido fólico pueden mejorar la función cerebral de las personas con discapacidad mental y ayudar a tratar la enfermedad de Alzheimer.

Un estudio realizado en 2019 en 180 adultos con deterioro cognitivo leve (DCL) demostró que la suplementación con 400 mcg de ácido fólico por día durante 2 años mejoró significativamente las medidas de la función cerebral, incluyendo el coeficiente intelectual verbal y la reducción de los niveles sanguíneos de ciertas proteínas involucradas en el desarrollo y la progresión de la enfermedad de Alzheimer, en comparación con un grupo de control.

Otro estudio en 121 personas con enfermedad de Alzheimer recién diagnosticada que estaban siendo tratadas con el medicamento donepezilo encontró que aquellos que tomaron 1.250 mcg de ácido fólico por día durante 6 meses tuvieron una mejoría en la cognición y una reducción de los marcadores de inflamación, en comparación con aquellos que tomaron donepezilo.

Otros beneficios potenciales del ácido fólico

La suplementación con ácido fólico también se ha asociado con los siguientes beneficios:

  • La diabetes: Los suplementos basados en el folato pueden ayudar a mejorar el control del azúcar en la sangre, reducir la resistencia a la insulina y mejorar la función cardiovascular en las personas con diabetes. Estos suplementos también pueden ayudar a reducir las complicaciones de la diabetes, incluyendo la neuropatía (9, 10).
  • Fecundidad: El mayor consumo de folato suplementario (más de 800 mcg por día) se asocia con tasas más altas de nacimientos vivos en las mujeres que se someten a la tecnología de reproducción asistida. El folato adecuado también es esencial para la calidad, la implantación y la maduración de los ovocitos (óvulos).
  • Inflamación: Se ha demostrado que el ácido fólico y los suplementos de folato reducen los marcadores inflamatorios, incluida la proteína C reactiva (PCR), en diferentes poblaciones, incluidas las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) y los niños con epilepsia.

Deficiencia de ácido fólico y folato

El folato interviene en varios procesos metabólicos vitales, y su deficiencia da lugar a una serie de resultados negativos para la salud, como la anemia megaloblástica, el aumento del riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer, y defectos de nacimiento en los lactantes cuyas madres tenían deficiencia de folato.

La deficiencia de folato tiene múltiples causas, entre ellas:

  • La ingestión dietética deficiente.
  • Enfermedades o cirugías que afectan la absorción de folato en el sistema digestivo, incluyendo la enfermedad celíaca, el bypass gástrico y el síndrome del intestino cortó.
  • Ausencia o bajo nivel de ácido estomacal.
  • Medicamentos que afectan la absorción del folato, incluidos el metotrexato y la sulfasalazina.
  • Alcoholismo
  • Embarazo
  • Anemia hemolítica
  • Diálisis

La deficiencia de folato es algo común ya que algunas personas, entre ellas los adultos mayores y las mujeres embarazadas, tienen dificultades para obtener la ingestión dietética recomendada a través de la dieta.

Ácido fólico para embarazadas

El folato desempeña funciones esenciales en el crecimiento y desarrollo del feto. Por ejemplo, es necesario para la división celular y el crecimiento de los tejidos. Por eso es importante tener niveles óptimos de folato tanto antes como durante el embarazo.

Desde la década de 1990, la harina y otros alimentos básicos se han fortificado con ácido fólico sobre la base de los resultados de estudios que vinculan el bajo nivel de folato en las mujeres con un riesgo significativamente mayor de defectos del tubo neural en sus hijos.

Se ha comprobado que tanto los programas de fortificación de alimentos como la suplementación con ácido fólico antes y durante el embarazo reducen significativamente el riesgo de defectos en el tubo neural, incluyendo la espina bífida y la anencefalia. 

Más allá de su efecto protector contra los defectos de nacimiento, la suplementación con ácido fólico durante el embarazo puede mejorar el desarrollo neurológico y la función cerebral en los niños, así como proteger contra los trastornos del espectro autista. 

Sin embargo, en otros estudios se ha llegado a la conclusión de que la ingesta elevada de ácido fólico y los altos niveles de ácido fólico no metabolizado en la corriente sanguínea pueden tener un efecto negativo en el desarrollo neurocognoscitivo y aumentar el riesgo de autismo.

El folato también es importante para la salud materna, y se ha demostrado que la suplementación con ácido fólico reduce el riesgo de complicaciones relacionadas con el embarazo, incluida la preeclampsia. Además, los altos niveles de folato materno se han asociado con una reducción significativa del riesgo de parto prematuro.

La dosis diaria recomendada de folato durante el embarazo es de 600 mcg de DFE.

Dada la importancia del folato para la salud materna y fetal y la dificultad que tienen muchas mujeres para satisfacer sus necesidades a través de la dieta solamente, se recomienda que todas las mujeres que planeen quedar embarazadas o que puedan quedar embarazadas tomen diariamente un suplemento de 400-800 mcg de ácido fólico, comenzando por lo menos 1 mes antes de quedar embarazadas y continuando durante los primeros 2-3 meses de embarazo.

Alimentos ricos en ácido fólico

Muchos alimentos son ricos en ácido folico y otros son enriquecidos con folato:

  • Legumbres
  • Huevos
  • Espárragos
  • Vegetales de hoja
  • Remolachas
  • Cítricos
  • Coles de Bruselas
  • Brócoli
  • Nueces y semillas
  • Hígado de la carne de vacuno
  • Germen de trigo
  • Papaya
  • Plátanos
  • Aguacate
  • Granos fortificados

Resumen

El folato es un importante micronutriente que se encuentra en abundancia en toda la dieta.

Comer una variedad de alimentos saludables, como frutas, verduras, nueces y semillas, así como alimentos fortificados, es una manera fácil de aumentar el consumo de folato.

Estos alimentos no sólo son ricos en folato, sino que también tienen un alto contenido en otros nutrientes claves que pueden mejorar otros aspectos de la salud.

ACEPTA NUESTROS TÉRMINOS DE PRIVACIDAD

Nutricionpro.org utiliza cookies con el objetivo de que el sitio funcione de la mejor manera. Teniendo esto en cuenta, debemos resaltar que en ocasiones instalamos en los dispositivos de los usuarios pequeños ficheros de datos, conocidos como cookies.

Estos datos nos ayudan a mejorar la experiencia del sitio y ha mostrarle al usuario publicidad personalizada. Para obtener más información, recomendamos leer nuestra Política de privacidad.