Alimentos probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que tienen beneficios para la salud cuando se consumen.
Los probióticos, que suelen ser bacterias beneficiosas, proporcionan todo tipo de beneficios poderosos para el cuerpo y el cerebro.
Pueden mejorar la salud digestiva, reducir la depresión y promover la salud del corazón.
Obtener probióticos de los suplementos es popular, pero también se pueden obtener de los alimentos fermentados.

9 alimentos probioticos

1 – Yogur

El yogur es una de las mejores fuentes de probióticos, que son bacterias amigables que pueden mejorar nuestra salud.
Está hecho de leche que ha sido fermentada por bacterias amigables, principalmente bacterias del ácido láctico y bifidobacterias.
El consumo de yogur está asociado con muchos beneficios para la salud, incluyendo la salud de los huesos. También es beneficioso para las personas que sufren de hipertensión.
En los niños, el yogur puede ayudar a reducir la diarrea causada por los antibióticos. Incluso puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome de intestino irritable (IBS).
Además, el yogur puede ser adecuado para las personas con intolerancia a la lactosa. Esto se debe a que las bacterias convierten parte de la lactosa en ácido láctico, que es también la razón por la que el yogur tiene un sabor agrio.
Sin embargo, debes tener en cuenta que no todos los yogures contienen probióticos vivos. En algunos casos, las bacterias vivas han sido eliminadas durante el procesamiento.
Por esta razón, asegúrate de elegir un yogur con cultivos activos o vivos.
Además, asegúrate de leer siempre la etiqueta del yogur antes de comprarlo. Aunque esté etiquetado como bajo en grasa o sin grasa, puede estar cargado con altas cantidades de azúcar añadida.

Resumen
El yogur probiótico está vinculado a una serie de beneficios para la salud y puede ser adecuado para las personas con intolerancia a la lactosa. Asegúrate de elegir un yogur que tenga cultivos activos o vivos.

2 – Tempeh

El Tempeh es un producto de soja fermentado. Forma una hamburguesa firme cuyo sabor se describe como de nuez, terroso o similar al de un hongo.
El Tempeh es originario de Indonesia, pero se ha hecho popular en todo el mundo como un sustituto de la carne con alto contenido proteínico.
El proceso de fermentación tiene en realidad algunos efectos sorprendentes en su perfil nutricional.
La soja suele tener un alto contenido de ácido fítico, un compuesto vegetal que impide la absorción de minerales como el hierro y el zinc.
Sin embargo, la fermentación reduce la cantidad de ácido fítico, lo que puede aumentar la cantidad de minerales que el cuerpo es capaz de absorber del tempeh.
La fermentación también produce algo de vitamina B12, un nutriente que los granos de soja no contienen.
La vitamina B12 se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal, como la carne, el pescado, los lácteos y los huevos.
Esto hace que el tempeh sea una gran elección para los vegetarianos, así como para cualquiera que busque añadir un nutritivo probiótico a su dieta.

Resumen
El Tempeh es un producto fermentado de soja que sirve como un sustituto de la carne con alto contenido proteínico. Contiene una cantidad decente de vitamina B12, un nutriente que se encuentra principalmente en productos animales.

3 – Kimchi

El kimchi es una guarnición coreana fermentada y picante.
La col es normalmente el ingrediente principal, pero también se puede hacer con otras verduras.
El Kimchi se condimenta con una mezcla de condimentos, como hojuelas de pimiento rojo, ajo, jengibre, cebollino y sal.
El Kimchi contiene la bacteria del ácido láctico Lactobacillus kimchii, así como otras bacterias del ácido láctico que pueden beneficiar la salud digestiva.
El kimchi hecho de col tiene un alto contenido en algunas vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina K, la riboflavina (vitamina B2) y el hierro.

Resumen
El kimchi es una guarnición coreana picante, normalmente hecha de col fermentada. Sus bacterias de ácido láctico pueden beneficiar la salud digestiva.

4 – Miso

Miso es un condimento japonés.
Se hace tradicionalmente fermentando los granos de soja con sal y un tipo de hongo llamado koji.
El miso también se puede hacer mezclando la soja con otros ingredientes, como la cebada, el arroz y el centeno.
Esta pasta se usa más a menudo en la sopa de miso, un alimento popular para el desayuno en Japón. El miso es típicamente salado. Puedes comprarlo en muchas variedades, como blanco, amarillo, rojo y marrón.
El miso es una buena fuente de proteínas y fibras. También tiene un alto contenido en varias vitaminas, minerales y compuestos vegetales, incluyendo la vitamina K, el manganeso y el cobre.
El miso se ha relacionado con algunos beneficios para la salud.
Un estudio informó que el consumo frecuente de sopa de miso se asoció con un menor riesgo de cáncer de mama en mujeres japonesas de mediana edad.
Otro estudio encontró que las mujeres que comían mucha sopa de miso tenían un menor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Resumen
El miso es una pasta de soja fermentada y un condimento japonés muy popular. Es rico en varios nutrientes importantes y puede reducir el riesgo de cáncer y derrame cerebral, especialmente en las mujeres.

5 – Pepinillos

Los pepinillos son pepinos que han sido encurtidos en una solución de sal y agua.
Se dejan fermentar durante algún tiempo, usando sus propias bacterias de ácido láctico presentes de forma natural. Este proceso los hace agrios.
Los pepinos encurtidos son una gran fuente de bacterias probióticas saludables que pueden mejorar la salud digestiva.
Son bajos en calorías y una buena fuente de vitamina K, un nutriente esencial para la coagulación de la sangre.
Debes tener en cuenta que los pepinos encurtidos también tienden a ser altos en sodio.
Es importante señalar que los encurtidos hechos con vinagre no contienen probióticos vivos.

Resumen
Los pepinillos son pepinos que han sido encurtidos en agua salada y fermentados. Son bajos en calorías y altos en vitamina K. Sin embargo, los encurtidos hechos con vinagre no tienen efectos probióticos.

6 – Suero de leche tradicional

El término suero de leche se refiere en realidad a una gama de bebidas lácteas fermentadas.
Sin embargo, hay dos tipos principales de suero de leche: el tradicional y el cultivado.
El suero de leche tradicional es simplemente el líquido sobrante de la fabricación de mantequilla. Sólo esta versión contiene probióticos, y a veces se le llama «probiótico de la abuela».
El suero de mantequilla cultivado, que se encuentra comúnmente en los supermercados, no suele tener ningún beneficio probiótico.
El suero de mantequilla es bajo en grasas y calorías, pero contiene varias vitaminas y minerales importantes, como la vitamina B12, la riboflavina, el calcio y el fósforo.

Resumen
El suero de leche tradicional es una bebida láctea fermentada que se consume principalmente en la India, Nepal y en Pakistán. El suero de leche cultivado, que se encuentra en los supermercados, no tiene ningún beneficio probiótico.

7 – Natto

El Natto es otro producto de soja fermentado, como el tempeh y el miso.
Contiene una cepa bacteriana llamada Bacillus subtilis.
El Natto es un alimento básico en las cocinas japonesas. Normalmente se mezcla con arroz y se sirve en el desayuno.
Tiene un olor distintivo, una textura viscosa y un sabor fuerte. El Natto es rico en proteínas y vitamina K2, lo que es importante para la salud ósea y cardiovascular.
Un estudio en hombres japoneses mayores encontró que el consumo regular de natto estaba asociado con una mayor densidad mineral ósea. Esto se atribuye al alto contenido de vitamina K2 que se encuentra en el natto.

Resumen
El Natto es un producto fermentado de soja que es un alimento básico en las cocinas japonesas. Contiene una alta cantidad de vitamina K2, que puede ayudar a prevenir la osteoporosis y los ataques cardíacos.

8 – Algunos tipos de queso

Aunque la mayoría de los tipos de queso son fermentados, no significa que todos ellos contengan probióticos.
Por lo tanto, es importante buscar cultivos vivos y activos en las etiquetas de los alimentos.
Las bacterias buenas sobreviven al proceso de envejecimiento en algunos quesos, incluyendo el Gouda, la mozzarella, el cheddar y el requesón.
El queso es muy nutritivo y una muy buena fuente de proteínas. También es rico en importantes vitaminas y minerales, incluyendo calcio, vitamina B12, fósforo y selenio.
El consumo moderado de productos lácteos como el queso puede incluso reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y osteoporosis.

Resumen
Sólo algunos tipos de queso, como el cheddar, la mozzarella y el gouda, contienen probióticos. El queso es muy nutritivo y puede beneficiar la salud del corazón y los huesos.

9 – Kefir

El kéfir es una bebida de leche probiótica fermentada. Se hace añadiendo granos de kéfir a la leche de vaca o de cabra.
Los granos de kéfir no son granos de cereal, sino cultivos de bacterias de ácido láctico y levadura que se parecen un poco a la coliflor.
El kéfir se ha vinculado a varios beneficios para la salud.
Puede mejorar la salud de los huesos, ayudar con algunos problemas digestivos y proteger contra las infecciones.
Si bien el yogur es probablemente el alimento probiótico más conocido de la dieta occidental, el kéfir es en realidad una mejor fuente. El kéfir contiene varias cepas importantes de bacterias y levaduras amigables, lo que lo convierte en un probiótico diverso y potente.
Al igual que el yogur, el kéfir es generalmente bien tolerado por las personas que son intolerantes a la lactosa.

Resumen
El kéfir es una bebida de leche fermentada. Es una mejor fuente de probióticos que el yogur, y las personas con intolerancia a la lactosa a menudo pueden beber kéfir sin problemas.

Los alimentos probióticos son increíblemente saludables

Hay muchos alimentos probióticos muy saludables que puedes comer.
Esto incluye numerosas variedades de soja fermentada, productos lácteos y verduras. 9 de ellos se mencionan aquí, pero hay muchos más por ahí.
Si no puedes o no quieres comer ninguno de estos alimentos, también puedes tomar un suplemento probiótico.

ACEPTA NUESTROS TÉRMINOS DE PRIVACIDAD

Nutricionpro.org utiliza cookies con el objetivo de que el sitio funcione de la mejor manera. Teniendo esto en cuenta, debemos resaltar que en ocasiones instalamos en los dispositivos de los usuarios pequeños ficheros de datos, conocidos como cookies.

Estos datos nos ayudan a mejorar la experiencia del sitio y ha mostrarle al usuario publicidad personalizada. Para obtener más información, recomendamos leer nuestra Política de privacidad.