Comenzar una dieta keto si se toman medicamentos para la diabetes

Descargo de responsabilidad: Esta guía se proporciona como información general y no equivale a un consejo médico. Cada persona tendrá necesidades ligeramente diferentes y necesitará trabajar junto a su equipo médico antes de realizar ningún cambio. Por favor, usa esto como recurso para ayuda para facilitar la conversación con tu doctor y tu equipo médico.

Por ejemplo, queremos que sepas que es muy importante adaptar los medicamentos para la diabetes al comenzar la alimentación baja en carbohidratos. De manera especial, podría ser necesario reducir las dosis de insulina para evitar los niveles bajos de glucemia. También es posible que la prescripción de los inhibidores SGLT2 deba suspenderse.

Sin embargo, también queremos que hables de cualquier cambio en la medicación y hábitos relevantes con tu doctor antes de hacer ningún cambio.

¿Tienes diabetes y quieres probar una dieta baja en carbohidratos? ¡Felicitaciones! Es posiblemente lo mejor que puedes hacer por tu salud. La diabetes tipo 2 puede empezar a corregirse y, en el caso de la diabetes tipo 1, el control de la glucemia puede aumentar de forma drástica.

Sin embargo, necesitas saber lo que estás haciendo. Una vez que comiences a comer bajo en carbohidratos, es probable que tengas que reducir tus dosis de insulina, y mucho. Puede ser necesario reducir las dosis de algunos otros tipos de medicamentos para la diabetes también.

Evitar los carbohidratos que elevan la glucosa sanguínea hace que disminuya la necesidad de medicarse para bajarla. Usar la misma dosis de insulina, o una medicación oral que estimule la producción insulínica, que antes de empezar una dieta baja en carbohidratos puede ocasionar hipoglucemia (glucosa sanguínea baja), la cual puede volverse peligroso.

Al empezar esta dieta tienes que controlar el nivel de glucosa sanguínea de forma frecuente y adaptar (reducir) la medicación. Lo ideal es que se haga con la ayuda de un médico que esté familiarizado con este estilo de alimentación.

Sin medicamentos

Si tienes diabetes y te tratas solo con dieta, el riesgo de tener un nivel bajo de glucosa sanguínea es bajísimo al comer bajo en carbohidratos. Puedes comenzar de inmediato.

Diabetes tipo 2 tratada con insulina

Como pauta general, es posible que necesites reducir las dosis al comenzar una dieta estricta baja en carbohidratos.

Habla con tu médico para saber qué reducción es adecuada al comienzo. Muchos descubren que tiene reducirse en un 30-50 %. Si utilizas insulina una o dos veces al día, las dos dosis deben reducirse por la misma proporción. Si sigues un programa de terapia basal/bolo (utilizando insulina de acción rápida antes de las comidas e insulina de acción prolongada una o dos veces al día), las dosis a la hora de comer son las que deben reducirse primero.

Si sigues comiendo bajo en carbohidratos, es posible que vayas a poder dejar de utilizar insulina por completo a la hora de comer. Entonces puedes empezar a reducir las dosis de insulina de acción prolongada, si es que los niveles de glucemia se mantienen estables. Algunas personas pueden dejar de utilizar insulina por completo si siguen una dieta baja en carbohidratos.

Lamentablemente, no hay manera de saber las dosis requeridas por adelantado. Tendrás que comprobar el nivel de azúcar sanguíneo con frecuencia y reducir las dosis de insulina basándote en los resultados. Estos ajustes deben ser hechos con la ayuda de un médico que esté familiarizado con este tema.

Ten en cuenta que, como regla general, es mejor optar por dosis más bajas de insulina. La glucemia sube, y luego tienes que administrarte más insulina para bajarla; esto estará bien. Si, en cambio, usas una dosis demasiado grande, corres el riesgo de tener niveles bajos de glucemia, lo cual es mucho más peligroso.

También tendrás que comer o tomar rápidamente alguna fuente de carbohidratos de acción rápida para hacer subir la glucemia a niveles seguros, y eso obviamente reduce el efecto de la dieta baja en carbohidratos.

Insulina teniendo diabetes tipo 1

El anterior consejo sobre la insulina también puede aplicarse a la diabetes tipo 1. Una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa puede ser fantástica para ayudar a personas con diabetes tipo 1 a conseguir niveles estables de glucosa sanguínea. Con frecuencia se producen hiperglucemias o hipoglucemias con menos frecuencia y son más leves, con tal de que las dosis de insulina se reduzcan de manera apropiada.

No obstante, seguir una dieta baja en carbohidratos con diabetes tipo 1 hace necesario prestar aun más atención a los niveles de glucosa en sangre y a la regulación de la insulina, e incluso una relación más estrecha con tu equipo médico. En esta sección revisaremos las pautas generales para ayudarte a hablar de posibles cambios con tu doctor.

Muchas personas con diabetes tipo 1 utilizan una proporción de insulina a carbohidratos para medir la dosis de insulina a la hora de comer. En este caso, es fácil manejar una alimentación low carb, ya que sigues usando la misma proporción de insulina para los carbohidratos que consumes. Al ritmo que vas bajando el consumo de carbos, acabarás inyectando menos insulina en total de forma automática.

En algunos casos, una proporción más alta de insulina a carbohidratos podría ser necesario debido al efecto de la proteína en la demanda de insulina. En otros casos puede necesitarse una relación menor de insulina y carbohidratos. Algunas personas perderán peso al empezar low carb y se volverán más sensibles a la insulina. Si esto ocurre, será necesario reducir el ratio de insulina a carbohidratos, y posiblemente las dosis basales de insulina también.

Las personas que se inyectan las dosis de insulina dentro de un plazo bastante fijo a la hora de comer, o las personas que se inyectan insulina dos veces al día, deberían usar el mismo abordaje que las personas con diabetes tipo 2. Por supuesto, la diferencia es que las personas con diabetes tipo 1 siempre necesitarán cierta cantidad de insulina, incluso al seguir una dieta baja en carbohidratos.

Es importante ser consciente del hecho de que una dieta en la que se consumen menos de 50 gramos de carbos al día puede provocar cetosis. Es un estado fisiológico normal causado por la quema de grasa corporal para obtener energía.

Una dieta muy estricta baja en carbohidratos puede producir niveles de cetonas bastante altos, pero que siguen siendo fisiológicos (es decir, seguros). Los niveles de cetonas podrían ser alrededor 1,5 mmol/L o incluso pueden alcanzar 4 mmol/L. Esto no debe confundirse con la cetoacidosis, una complicación peligrosa de la diabetes tipo 1 cuando no hay suficiente insulina.

La cetosis es una respuesta normal al uso de grasa para obtener energía. Está bien en personas sanas, pero si tienes diabetes tipo 1 es muy importante asegurarte de poder diferenciar la cetosis nutricional del estado peligroso de cetoacidosis. Este último se asocia con niveles altos de glucemia y deshidratación además de los niveles altos de cetonas.

Por lo tanto, recomendamos que si tienes diabetes tipo 1 empieces con una dieta baja en carbohidratos más liberal con un mínimo de unos 50 gramos de carbohidratos al día. Después, si quieres, puedes empezar a reducir tu consumo de carbohidratos a 30-40 gramos al día, asegurándote de consumir más proteína para mantenerte lejos de la cetosis más profunda (>1,5 mmol/L).

No hagas una dieta estricta baja en carbohidratos (menos de 20 gramos al día) a menos que estés seguro de cómo manejar este riesgo. Si lo haces, comprueba los niveles de cetonas con frecuencia, especialmente si te sientes enfermo aunque sea mínimamente, si practicas ayuno intermitente o si haces ejercicio.

También es importante recordar que, aunque las personas con diabetes tipo 2 puedan corregir su enfermedad lo suficiente como para dejar de inyectarse con insulina por completo, alguien con diabetes tipo 1 siempre tendrá que reemplazar la insulina de la que carece.

Dicho esto, una dieta baja en carbohidratos puede proporcionar resultados fantásticos en personas con diabetes tipo 1.

Pastillas de liberación de insulina

Diabetes y dieta cetogenica

Algunas pastillas para la diabetes tipo 2 funcionan estimulando el páncreas para que produzca más insulina. Estos medicamentos pueden causar niveles bajos de azúcar sanguínea al seguir una dieta baja en carbohidratos.

Las píldoras se llaman sulfonilureas (esto incluye gliclazida, glipizida, glibencamida, gliburida y tolbutamida) o meglitinidas (repaglinida y nateglinida).

Es posible que debas reducir la dosis o dejar de tomar estos medicamentos con una dieta baja en carbohidratos para evitar tener niveles bajos de azúcar en sangre.
Recomendamos discutirlo de antemano con tu médico.

Metformina

Las pastillas de metformina se pueden tomar de forma segura al seguir una dieta baja en carbohidratos. Hay un riesgo muy bajo de niveles bajos de azúcar sanguíneo si solo usas Metformina.

Agonistas de GLP-1 (por ejemplo, Victoza) e inhibidores de DPP-4 (por ejemplo, Januvia)

Estos medicamentos raramente causarán por sí mismos niveles bajos de azúcar en la sangre con una dieta baja en carbohidratos. Pero sé observador: controla la glucemia con frecuencia y habla con tu médico cuando sea necesario.

Inhibidores de SGLT2 (por ejemplo, Farxiga, Jardiance, Invokana

Estos fármacos reducen el azúcar en sangre en la diabetes tipo 2 y pueden ser útiles para las personas que siguen una dieta baja en carbohidratos más liberal, ya que de forma directa eliminan la glucosa (el azúcar en sangre) del flujo sanguíneo. Sin embargo, pueden aumentar el riesgo de contraer una enfermedad peligrosa llamada cetoacidosis.

Una dieta baja en carbohidratos estricta podría aumentar el riesgo a desarrollar esta enfermedad.
Por lo tanto, se recomienda suspender los inhibidores SGLT2 antes de comenzar una dieta baja en carbohidratos estricta y hablarlo con tu médico.

Vale la pena tomar en cuenta que cuando la cetoacidosis ocurre al tomar inhibidores SGLT2, la glucemia no necesariamente sube, por lo que es difícil de detectar.

Si notas alguno de estos síntomas de la cetoacidosis (sed extrema, náuseas, vómitos, dolor de estómago, confusión, etc.) debes suspender la medicación y contactar con un médico de forma inmediata.

Deja un comentario

ACEPTA NUESTROS TÉRMINOS DE PRIVACIDAD

Nutricionpro.org utiliza cookies con el objetivo de que el sitio funcione de la mejor manera. Teniendo esto en cuenta, debemos resaltar que en ocasiones instalamos en los dispositivos de los usuarios pequeños ficheros de datos, conocidos como cookies.

Estos datos nos ayudan a mejorar la experiencia del sitio y ha mostrarle al usuario publicidad personalizada. Para obtener más información, recomendamos leer nuestra Política de privacidad.