Los huevos de codorniz están ganando terreno en las recetas nutricionales como una alternativa a los huevos de gallina.

Saben notablemente como los huevos de gallina, pero son pequeños, normalmente sólo un tercio del tamaño de un huevo de gallina estándar. Tienen cáscaras de color crema con manchas marrones y yemas de color amarillo intenso.

Los huevos de codorniz están llenos de nutrientes, pero hay que tomar algunas precauciones al consumirlos, especialmente si estás embarazada o tienes alergia al huevo.

huevos de codorniz
Propiedades de los huevos de codorniz

Nutrientes de los huevos de codorniz

Los huevos de codorniz son pequeños, así que tres o cuatro de ellos equivalen aproximadamente al tamaño de la porción de un huevo de gallina.

Un huevo de codorniz (9 gramos) contiene (1):

Calorías: 14

Por ser tan pequeños, estos huevos son sorprendentemente ricos en nutrientes.

Un solo huevo de codorniz proporciona una parte significativa de las necesidades diarias de vitamina B12, selenio, riboflavina y colina, junto con algo de hierro, todo en una porción que contiene sólo 14 calorías.

El selenio y la riboflavina son nutrientes importantes que ayudan al cuerpo a descomponer los alimentos que comemos y a transformarlos en energía. El selenio también ayuda a asegurar una función tiroidea saludable (2, 3).

Mientras tanto, la vitamina B12 y el hierro promueven una función saludable del sistema nervioso y ayudan a mantener los niveles óptimos de energía a través de sus funciones en la formación de glóbulos rojos (4, 5).

Además, la colina es vital para ayudar al cuerpo a producir acetilcolina, un neurotransmisor que envía mensajes del sistema nervioso a los músculos (6).

Resumen

Un huevo de codorniz contiene sólo 14 calorías pero es rico en una variedad de vitaminas y minerales, incluyendo selenio, riboflavina, vitamina B12 y colina.

Beneficios de los huevos de codorniz

Los huevos de codorniz son ricos en nutrientes y están llenos de antioxidantes que promueven la salud y que pueden ayudar a revertir el daño celular y a tratar los síntomas de la alergia (7).

Un estudio de 7 días en 77 personas con rinitis alérgica encontró que síntomas como estornudos, congestión y secreción nasal mejoraron dentro de la hora de tomar un antioxidante de huevo de codorniz y un suplemento de zinc. Sin embargo, no está claro si los compuestos de huevo por sí solos fueron responsables de los beneficios (8).

Además, un estudio en ratones encontró que la yema de huevo de codorniz aliviaba los síntomas de la esofagitis eosinofílica, una condición inflamatoria severa causada por alergias a los alimentos (9).

Los huevos de codorniz también están siendo estudiados como un posible tratamiento para la infección de la salmonela, ya que los huevos contienen anticuerpos únicos contra la salmonela (10).

Aunque estos hallazgos son prometedores, se necesita más investigación en humanos con relación al tema.

Resumen

Los huevos de codorniz contienen antioxidantes que pueden ayudar a tratar los síntomas de la rinitis alérgica y la esofagitis eosinofílica. También se están estudiando como un posible tratamiento para la intoxicación alimentaria por salmonela. Aun así, se necesita más investigación.

Precauciones

La mayoría de los huevos de codorniz no están pasteurizados, lo que significa que no han sido calentados para matar las bacterias dañinas que pueden residir en la cáscara.

Debido a esto, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos deben evitar los huevos de codorniz o asegurarse de que estén completamente cocidos sin yema líquida o gelatinosa antes de comerlos.

Además, si eres alérgico a los huevos de gallina, también puedes ser alérgico a los huevos de codorniz. Debe tener extrema precaución si desea probar su tolerancia a los huevos de codorniz y sólo hágalo bajo la supervisión de un profesional médico.

También es posible ser alérgico a los huevos de codorniz aunque no tenga alergia a los huevos de gallina. Si tiene alguna duda, debe consultarla con su médico.

Resumen

La mayoría de los huevos de codorniz no están pasteurizados, por lo que las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos sólo deben comerlos si están completamente cocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *