Vitamina B2 (Riboflavina)

La riboflavina es una vitamina B. Está involucrada en muchos procesos del cuerpo y es necesaria para el crecimiento y funcionamiento normal de las células.

Vitamina B-2

¿Vitamina B-2 para qué sirve?

¿Vitamina B-2 para qué sirve?

La vitamina B-2, o riboflavina, está presente de forma natural en algunos alimentos. La vitamina B-2 y las otras vitaminas B ayudan al cuerpo a construir glóbulos rojos y a apoyar otras funciones celulares que le dan energía.

Algunas personas toman riboflavina por vía oral para prevenir los bajos niveles de riboflavina (deficiencia de B-2) en el cuerpo, para varios tipos de cáncer y para las migrañas. También se toma por vía oral para el acné, los calambres musculares, el síndrome del pie ardiente, el síndrome del túnel carpiano y los trastornos de la sangre como la metahemoglobinemia congénita y la aplasia de los glóbulos rojos. Algunas personas utilizan la riboflavina para afecciones oculares como la fatiga ocular, las cataratas y el glaucoma.

Otras personas también toman riboflavina para mantener el cabello, la piel y las uñas saludables, para retrasar el envejecimiento, para las aftas, la esclerosis múltiple, la pérdida de memoria, incluida la enfermedad de Alzheimer, la presión arterial alta, las quemaduras, la enfermedad hepática y la anemia drepanocítica.

¿Cómo funciona la vitamina B-2?

La riboflavina es necesaria para el desarrollo adecuado de muchas cosas en el cuerpo, incluyendo la piel, el revestimiento del tracto digestivo, las células sanguíneas y la función cerebral.

¿Donde se encuentra la vitamina B-2?

La Vitamina B-2 está presente en los niveles que la mayoría de la gente necesita en los productos lácteos, incluyendo el requesón y la leche.

Otras fuentes incluyen:

• Yema de huevo
• Carne roja
• Carne oscura
• Salmón
• Atún
• Soja
• Almendras
• Granos, como el trigo

Los productos de grano pueden no tener mucha riboflavina natural cuando llegan a su mesa. Por eso en ocasiones estos alimentos son fortificados durante el procesamiento.

La riboflavina es a menudo un suplemento en el cereal y el pan, y puede estar presente como colorante de alimentos en los dulces. Si alguna vez has consumido muchas vitaminas B, puede que hayas notado un matiz amarillo oscuro en tu orina. Este color proviene de la riboflavina.

Deficiencia de Vitamina B-2

Tener una deficiencia de vitamina B-2 puede conducir a otras deficiencias nutricionales porque la riboflavina está involucrada en el procesamiento de los nutrientes. La principal preocupación asociada con otras deficiencias es la anemia, que ocurre cuando no se obtiene suficiente hierro.

Es especialmente importante asegurarse de obtener suficiente riboflavina en la dieta durante el embarazo. Una deficiencia de riboflavina podría poner en peligro el crecimiento del bebé y aumentar las posibilidades de sufrir preeclampsia, que implica una peligrosa hipertensión durante el embarazo. Se trata de una enfermedad grave que puede poner en peligro la vida.

La deficiencia de riboflavina es poco frecuente en lugares donde las personas tienen acceso a alimentos frescos o a suplementos vitamínicos. Hable con su médico si está experimentando los síntomas de la deficiencia de riboflavina. Es posible que tenga problemas para absorber los nutrientes. La enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn son otras posibles causas de los síntomas asociados con la deficiencia de vitamina B-2.

Exceso de riboflavina

El riesgo principal del exceso de vitamina B-2 es el daño al hígado. Sin embargo, el exceso de riboflavina, o la toxicidad de la riboflavina, es raro. Tendrías que ingerir cantidades casi imposibles de comer de alimentos para tener una sobredosis de riboflavina de forma natural. Podrías obtener demasiada vitamina B-2 a través de suplementos en forma oral o inyectada, pero esto también es raro porque tu cuerpo no almacena la vitamina.

ACEPTA NUESTROS TÉRMINOS DE PRIVACIDAD

Nutricionpro.org utiliza cookies con el objetivo de que el sitio funcione de la mejor manera. Teniendo esto en cuenta, debemos resaltar que en ocasiones instalamos en los dispositivos de los usuarios pequeños ficheros de datos, conocidos como cookies.

Estos datos nos ayudan a mejorar la experiencia del sitio y ha mostrarle al usuario publicidad personalizada. Para obtener más información, recomendamos leer nuestra Política de privacidad.